sábado | 22.09.2007
buscar

en La Razóngoogle


T. 15.2° Clima | H. 57%      Ed. Anteriores  |  Escríbanos
ENTRE RIOS
Permiten aborto a una discapacitada
La decisión la tomó el Superior Tribunal de Justicia. La chica tiene 19 años, fue violada y quedó embarazada.
La sala Civil del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos determinó que no es necesaria una autorización judicial para practicarle el aborto a la chica discapacitada que quedó embarazada en una violación.

En el fallo, el alto tribunal dejó sin efecto la medida cautelar interpuesta por el padre de la joven, para impedir la intervención. También ratificó lo dispuesto por la Sala II de la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial, que revocó el fallo de la jueza de Menores, Claudia Salomón, quien había ordenado a los hospitales entrerrianos que se abstengan de practicarle el aborto a la chica.

El tribunal, integrado por Emilio Castrillón, Juan Ardoy y Leoñor Pañeda, consideró "inadmisible" el recurso presentado por el padre para evitar la operación y adelantó que la conveniencia del aborto "deberá ser resuelta por los médicos".

En tanto, el director del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, Jorge Berraz, informó que no recibieron aún ninguna solicitud de practicar el aborto a la chica, de 19 años. Sostuvo que la joven atraviesa un embarazo de 18 semanas y que ante un eventual pedido de interrupción de la gestación "habrá que analizar el método a realizar".

El funcionario adelantó que "la decisión la van a tomar los médicos de obstetricia", quienes deberán evaluar si no existen riesgos para la chica, debido a la dilación de la operación por la intervención de la Justicia.

En tanto, el secretario de Salud, Mario Elizalde, dijo que la decisión de interrumpir el embarazo, tras la habilitación extendida por el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJ), es una cuestión familiar.

"Salud Pública no tiene obligación ni derecho a tomar una posición. La madre de la joven discapacitada podrá requerir un procedimiento que es legal y el estado debe cumplir la ley", agregó el funcionario, quien también admitió que existe la posibilidad de que algún profesional se niegue a realizar la interrupción del embarazo.