sábado | 22.09.2007
buscar

en La Razóngoogle


T. 15.2° Clima | H. 57%      Ed. Anteriores  |  Escríbanos
ESTA VEDADA AL TRANSITO DESDE HACE CUATRO
La cuadra de Bolívar al 200 seguirá cerrada otros tres años
El 29 de agosto se quitó la estructura que sostenía la fachada de la iglesia San Ignacio, pero igual continúa vallada por prevención.
LA IGLESIA YA NO TIENE ESTRUCTURA TUBULAR, PERO EL VALLADO SIGUE.
LA IGLESIA YA NO TIENE ESTRUCTURA TUBULAR, PERO EL VALLADO SIGUE.

POR MERCEDES MENDEZ


Durante cuatro años, una estructura tubular que apuntaló los deteriorados muros de la iglesia San Ignacio de Loyola generó que se prohibiera el tránsito en la cuadra de Bolívar al 200, entre Alsina y Moreno. Ahora, sin andamios para interrumpir el paso, este sector sigue cerrado y con vallas todavía más grandes que las que había hasta hace más de 20 días. Desde el Gobierno porteño aseguran que, por ahora, no se abrirá y todo indica que permanecerá cerrada por tres años más, si no es que antes convierten este lugar en un espacio peatonal.

San Ignacio de Loyola es el templo porteño más antiguo. Comenzó a construirse en 1689, desde allí fueron rechazadas las tropas inglesas durante las invasiones de 1807 y es el lugar donde se realizó el acto de inauguración de la Universidad de Buenos Aires, en 1821. Además, ese tramo de Bolívar, junto a Moreno, Alsina y Perú, forman parte de la Manzana de las Luces, un sector histórico de la Ciudad, donde la mayoría de los edificios datan del siglo 17.

"Sería una buena política de cuidado del patrimonio si esta calle permanece cerrada, al menos hasta que terminen las obras" destacó a La Razón, Eduardo Scagliotti, responsable del Plan Director y del Proyecto de recuperación de la Iglesia.

Los especialistas a cargo de la puesta en valor del templo determinaron la falta de necesidad de la estructura de contención que durante cuatro años ocupó parte de Bolívar y decidieron retirarla el 29 de agosto último. Por estos días se trabaja en el recalce de un túnel histórico que pasa por debajo de uno de los pilares de la cúpula y compromete su cimiento.

"Sabemos que el edificio no se va a caer, pero aún no está consolidado. Las obras fuertes comenzarán en los primeros meses de 2008. Mantener la calle cerrada es una cuestión de prevención", agregó Scagliotti.

Las obras finalizarán en 2010 y serán inauguradas cuando se festeje el Bicentenario de la Revolución de Mayo.
 
Un festival para recaudar fondos
En el marco de la campaña de recaudación de fondos para las obras de restauración de San Ignacio de Loyola, se realizará el Segundo Festival de Música Antigua, con el auspicio del Ministerio de Cultura porteño, en distintas iglesias del Casco Histórico. En los conciertos se ofrecerá la posibilidad de colaborar con un bono contribución. "Es un encuentro de música barroca único, donde participan grupos de Europa y América latina", dijo el párroco de San Ignacio, Francisco Baigorria.