sábado | 22.09.2007
buscar

en La Razóngoogle


T. 15.2° Clima | H. 57%      Ed. Anteriores  |  Escríbanos
LE QUITAN LA PRISION MORIGERADA
El cura acusado de abusos irá a la cárcel
Estaba cumpliendo con el arresto en un convento de monjes benedictinos. Pero ahora la Justicia lo enviará a un penal.
El cura José Antonio Mercau, que había quedado libre tras ser acusado de abusos sexuales, ahora deberá quedar preso en una comisaría.

El cura había llegado a la parroquia del barrio López Camelo, en el partido de Tigre, hace 20 años. Allí levantó el Hogar San Juan Diego al que concurrían varones entre 12 y 17 años y un Centro de Apoyo Escolar. Pero la imagen del sacerdote cambió cuando en mayo de 2005 cuatro adolescentes se quebraron y denunciaron que el cura abusaba sexualmente de ellos desde 2001.

El fiscal Jorge Strauss lo acusó del delito de corrupción de menores reiterada y agravada (en dos casos con acceso carnal) y gravemente ultrajante perpetrado en forma continuada y calificados por la calidad del autor y situación de convivencia preexistente con los menores.

La jueza de Garantías María Elena Márquez elevó la causa a juicio oral. La defensa del cura apeló y el expediente está en la Cámara de Casación provincial. En tanto, el sacerdote fue beneficiado por una libertad morigerada, por lo que fue enviado a cumplir el arresto a un convento de monjes benedictinos en Los Toldos. Pero ahora, tras un pedido de la Fiscalía de Pacheco que investiga un quinto caso, el Juzgado de Garantías 2 de San Isidro ordenó sacarle el beneficio y enviarlo a una comisaría, aunque todavía no se decidió cuál.