sábado | 22.09.2007
buscar

en La Razóngoogle


T. 15.2° Clima | H. 57%      Ed. Anteriores  |  Escríbanos
TAMBIEN RETROCEDIO LA INDIGENCIA
La pobreza bajó pero aún afecta a unos 9 millones de argentinos
Cayó del 31,4% en el primer semestre de 2006 al 23,4% en igual período de este año. Son casi 3 millones los que dejaron esa condición.
En los últimos 12 meses dejaron la condición de pobres unos tres millones de argentinos. El dato surge del índice especifico que difundió ayer el Indec: el porcentaje de población que no reúne los ingresos mínimos para tender sus necesidades en alimentación, vestido y servicios cayó del 31,4% en el primer semestre de 2006 al 23,4% en igual período de este año.

Se trata de una baja de 8 puntos porcentuales. Significativa, aunque el flagelo de la pobreza todavía afecta a unas 9 millones de personas. Otro dato significativo dio en el mes de junio, cuando el número de personas ubicada bajo la línea de pobreza se ubicó en el 18,6%, el porcentaje más bajo de la medición.

Con el 23,4% del primer semestre, el indicador se colocó 30 puntos por debajo del 54% que presentaba en similar lapso de 2003, cuando asumió Néstor Kirchner. Pero los datos de ayer otra vez estuvieron cruzados por las críticas (ver Indices que...).

Junto a esta baja en la pobreza también se registró un menor índice de indigencia. La cantidad de personas en esta situación —es decir, que no tienen ingresos mínimos para asegurar su alimentación— cayó al 8,2% contra el 11,2% registrado un año atrás. En el 2003, la indigencia afectaba al 27,7%.
 
Indices que no pueden despegarse de la polémica
El Indec dio ayer el dato de pobreza con cuatro horas de demora. Fue sólo uno de los emergentes de la polémica que precedió el anuncio, cuestionado por la oposición y por empleados que volvieron a protestar frente al organismo. Otros datos abonaron las dudas, ya existentes en la inflación, sobre la "pobreza". En su comunicado de prensa el Indec eliminó el "anexo metodológico" y los valores de las canastas básicas de cada región. También fue eliminado el cálculo excluyendo los ingresos de planes sociales, datos que echan dudas sobre la certeza de la medición.